Epidauro, Corinto, vuelta a Patrás y aventura mecánica

Bueno, esta canción tenéis que escucharla al menos hasta la mitad, con el fragmento de piano que sale en American Beauty y que me parece de una sensibilidad intensa.

Abandonamos Ermioni y el apartamentito en una preciosa mañana…

Abriendo la habitación del amor

El hotelito y nuestra habitación con vistas...

Reflejados en el espejo!

Buenas vistas a la caravana!

Con cocina, sofá y todo!!!

¡¡¡Y DUUUUUUCHHHHHHAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Y a medida que avanzábamos íbamos distinguiendo frente a nosotros la isla de Hydra:

Hydra

Hydra, qué pasada!!!

Yo visité estas islas en el año 2000, con el Paso de Ecuador de 3º de Clásicas: Hydra, Poros y Egina. Para nosotros, jóvenes atlánticos, el Egeo fue todo un descubrimiento, y esta excursión, junto a la de Delfos, Micenas y Corinto, constituyó toda una experiencia mística. En esa época España era famosa por el torero Espartaco.

Encontré un poco cambiados estos lugares, pero tampoco tanto:

Poros

En la marina de Poros, observando...

....¡Encontramos el Nomadic!!!!!!!!!!!!!!!!!!

...Viajando por la Costa del Amor

¡Qué bellos lugares!!!!

Dormimos en Epidauro y ayer estuvimos en Corinto. Lo recordaba sin tanto polígono industrial alrededor, pero el canal no ha cambiado; es impresionante el desnivel y lo mucho que tuvieron que trabajar durante 12 años para su construcción:

Obras buenas del hombre

Lugar donde dormimos, en Epidauro

Hablando con Pili

En toda esta parte del viaje hemos encontrado muchos puntos de venta de cometas. Los padres enseñan a sus hijos a hacerlas volar altísimo, y yo recuerdo a mi hermano Javi que era un apasionado de ellas, aunque siempre acababa llorando porque se le rompían… ¡Qué tiempos aquellos, sin las maquinetas!!!

¡Qué sencillez!!!

Desde Corinto recorrimos toda la parte Norte del Peloponeso, y descubrimos mucha vida y una altísima natalidad, así como lugares interesantes: todos los pueblitos están unidos hasta Patrás, sopla un fuerte viento del Parnaso y hay hasta windsurfistas:

Surfeando la ola!

…Y así fue como regresamos a Patrás, adonde llegamos hace unos 15 días, tras 1500 kms de belleza y esplendor.

Y ya se sabe que algo tenía que pasar…

Dormimos esta noche en Metóchi, un pueblito camino de Olympia, adonde nos encaminábamos esta mañana temprano….

Y la caravanina, cansada, no encendió. No eran las baterías.

Pedimos ayuda y nos llamaron al mecánico del pueblo vecino, Lappa. Nicolaos llegó con su viejo Audi, y al ver que el problema era de índole mayor, llamó a su socio, Giorgo, un joven dispuesto a tumbarse en la tierra para desmontar el motor de arranque, que estaba viejito. Me daba corte sacar las fotos y que me vieran, pero alguna conseguí con la técnica del disimulo y escaqueo:

Nicolaos a salvarnos!!!

Se añaden más técnicos!!!

…Y acabamos saliendo airosos; el motor de arranque, el pobre, estaba para tirar. Nos fresaron la pieza, hicieron el cambio de aceite.. Y, muy agradecida, entregué al joven una nota escrita en griego: MUCHAS GRACIAS! ES IMPORTANTE AYUDAR! LUCA Y SU

No estoy segura de cómo lo interpretó el joven, porque desde entonces me dedicaba miraditas…

Estamos en Olimpia y acabamos de tener malas noticias del abuelo de Ermanno, por eso os escribo esta vez con bastante precipitación y poco detalle. Hasta pronto.

 
 
|  Esta entrada se publicó el Martes, 16 de febrero de 2010 a las 17:20 pm horas

3 comentarios a “Epidauro, Corinto, vuelta a Patrás y aventura mecánica”

  1. marta dice:

    Pero que sería de la aventura si no hubiese alguna incidencia!!!
    Tu sigue dando papelitos escritos y luego quéjate…
    El blog cada dia mola más.
    Besitos, caravaneros viajeros!

  2. Pilusqui dice:

    Jo, me gusta todo lo que escribes, que refleja lo bien que lo pasáis. Pero lo que no puedo comprender es que, después de pasar una estupenda noche en la habitación del amor de un hotelito, hayáis llegado al extremo de dormir en Epidauro… ¡en un duro y frío banco!

    ;-D