En Parnonas: Tercer dedo del Peloponeso

Hemos pasado dos días de lluvia, y al fin hoy gozamos de este sol esplendoroso y temperatura fantástica: 16º, así que estoy segura de que reescuchar esta canción agradará hasta la público más exigente, como Pilusqui.

Yo aproveché la tarde del sábado en Gythios para ver algún capítulo de la serie Aquellos maravillosos años:

En plan cinematógrafo!

...Pero a mi alrededor todos dormían...

... Y el panorama era algo tristón

Y todos-T-O-D-O-S dormían...

Así que decidí unirme al grupo. Antes nos habíamos puesto moraos de souvlaki (pinchos de cerdo y cordero) y ensalada griega (…otra vez me acordé del pepino toda la noche, pero valió la pena y no me arrepiento).

Luca me dejó dormir ¡cinco horas! por temor a mis insospechadas reacciones cuando me despiertan de una siesta, así que me costó conciliar el sueño durante la noche, además de los pepinos acechando….

La mañana del domingo compramos a un tipo parecido a Damiá una tarjeta telefónica de 5€ que da para hablar 3horas en cualquiera de las cabinas telefónicas que se encuentran por doquier. Al contrario de las de España, con las que he tenido pésimas experiencias, funcionan todas.

No sa sabe muy bien cómo, pero aquí las cosas parecen marchar perfectamente, siguiendo ritmos atávicos y procedimientos sencillos…

Deixan as casas cos ferros para no pagar el IBI, pero las caperuzas tienen forma de águila.

Llevamos 737 km. recorridos de Norte a Sur, pasando por todos los dedos, y…………………. ¡No hemos visto ni un solo coche de policía ni cosa parecida en las carreteras!!!!

No hay controles de cinturón de seguridad (Que carallo é iso???), ni de cascos a las motos (Que ès aixó???), ni de alcoholemia (eh, eh???)…

Sí encontramos muchos animales atropellados: zorros, mapaches, gatos y perros. La conclusión que prefiero sacar, dado que aquí circulan lento, es que el entorno es tan natural que hay muchos animalitos. Y todos, hasta las vacas (que tienen ojitos de oso panda), van sueltos.

También resulta frecuente encontrar rebaños de ovejas llevados por canes que las protegen haciéndolas apartarse en cuanto escuchan el rumor de un coche que llega.

Por las carreteras que seguimos hay poco tráfico. Todas estas zonas tan alejadas de la capital están muy despobladas; sólo algunos ingleses han descubierto El Paraíso y se han mudado. Ni siquiera en verano hay mucho turismo, aunque hemos cruzado 5 ó 6 caravanas que nos saludaron calurosamente con la felicidad escrita en los rostros.

Existe mucha libertad para pararte donde quieres y, aparentemente, por aquí nadie se fija en nosotros.

Todo lo que encontramos nos tiene fascinados:

Skalas, donde se juntan río y mar, con barco encallado.

Puertitos y barquitos

Otros pueblos magníficos son Elaia, Asopós y Plytra, donde dormimos anoche para hacer honor al nombre.

Ahora estamos ya en Neápolis. Muy al fondo, enfrente, no lo vemos desde aquí, se encuentra Creta. Tenemos delante otras dos islas: Elefónisos y otra que los italianos llaman Citera.

Las mujeres griegas de mediana edad tiñen sus canas de un rubio oxigenado, y todas tienen grandes culos; según Luca, es porque practican mucho “el griego”. Los hombres tienen miradas profundas; los mayorcitos me parecen muy interesantes.

También disfrutamos de “i musikí” (¡qué riquiños!!!). Por aquí se encuentran pocas emisoras de radio, pero hemos descubierto un canal tipo Radio 3 a la griega y yo sufro ataques de bailoteo que hago temblar la caravana, entusiasmada con ritmos folcklóricos tan exóticos, que a mis oídos suenan alegres aunque siempre teñidos de un algo dramático.

Los coches son algo antiguos. Algunos van sin matrícula, y no vemos pegatinas de ITV. Triunfan los pick up, en particular los Toyota. También he visto dos mazditas MX5, que ya me gustaría a mí disfrutar de uno de esos por estas carreteritas… Jejé.

En cambio, Luca mira con cierta envidia las motos; por la misma razón y por disfrutar de la libertad que te da el correr al sol sin casco, sintiendo el aire endurecer aun más su ya endurecida cara.

…Pero Todo no puede ser.

Como ya me entretengo, prometo dedicar alguna entrega al agua del mar, que merece capítulo aparte:

El mar grandioso, con las islas enfrente

Aquí queremos quedarnos: Agios Arkángelos

Gandalf y su eterno palito

Aparcados en Neápolis, desde donde os escribo.

Muy dispuesta a preparar la comida, con el delantal que me hizo Rosa. Gracias, Rosa, cómo me gustan los regalitos!!!

El descanso del guerrero.

Jugando con el palito

Lecturas muy interesantes en la caravana!!!!

Para terminar, tengo que contaros que en realidad -algo no cuadraba- descubrimos que la peli que vimos la otra noche no fue Los girasoles ciegos (que aún no hemos visto), sino otra rodada en Asturias, muy tierna y simpática, titulada La torre de Suso.

Suele pasar, con esto del Indernet, como dicen por aquí. No dejéis de verla si queréis disfrutar.

En este Indernet Café de Neápolis, rodeados de jóvenes y alegría, os decimos: Ya sas!!!!

 
 
|  Esta entrada se publicó el Lunes, 8 de febrero de 2010 a las 16:25 pm horas

8 comentarios a “En Parnonas: Tercer dedo del Peloponeso”

  1. Begoña Caamaño dice:

    joder, su!
    Non sei para que entro no Blog se sempre que vexo as fotos e leo os teus relatos morro coa envexa!! Agás no tema da ensalada grega, non soporto o pepino ( en galego: cogombro!, con ese nome horrible…!!)

    creo que Luca utiliza o tamaño do cu das gregas para tentar convencerte de manter practicas sexuais heterodoxas, agora que estás en plan de recuperar uns kilitos. Moi guapa co delantal.

    bicos aos tres

  2. Luca y Su dice:

    Vale! Vou ver se así o cu crece un pouquiño!!!!

  3. Pilusqui dice:

    Hola, niñ@s:
    Como siempre, he sonreído y me he reído con los comentarios y las fotos.
    Curiosamente, hace unos tres días vi dos capítulos de “Aquellos maravillosos años”… ¿Telepatía?
    “La torre de Suso” también la he visto. Es “rara-rara-rara”, pero me gustó. No yiene nada que ver con “Los girasoles ciegos”. Debo de ser muy rarita, pero es que no entiendo por qué con mis impuestos tengo que subvencionar algunas películas españolas que son una m—da.
    Y sí me gustó esta vez la canción de fondo, porque no es estridente.
    Hala, que me habéis contagiado las aganas, “asín” que me voy al-amimí, que hoy ha sido un día largo.
    ¡Muchos besos!

  4. tita dice:

    ciao caravanieri
    vedo che il viaggio continua in splendidi posti e, nonostante non capisca praticamente un cazzo di quello che scrive Su, sia per pigrizia di lettura e anche perchè lo spagnolo letto e mal capito non è appassionante, vedo dai vostri sguardi che l’animo e saldo e gandalf è felice.
    Luca!!!!! invece che perderti in tomi Kleineiani ogni tanto metti qualche parola anche tu!!!!
    un abbraccio a tutti voi
    Tita

  5. Lobo Fenrir dice:

    Yo tambien quiero ir de viaje!!! Se os hecha mucho de menos!!
    Los sitios por los que pasais me gustan mucho!
    Besos,
    Lobo Fenrir(Merlin)

  6. Véro and co dice:

    Holà guapos!!
    Muy interessante sobre todo la concepción de Luca sobre el culo de las griegas. Hay algo que yo deba entender??!!!
    Ya os veo muy bien: Tu y los pepinos; Gandalf y su palillo y Luca y sus Crocs carrefoures!!
    Bon vent,
    Besitos

  7. paolo dice:

    de veras luca se lee ese libro, no me lo creo ,solo es para sacar una foto. hay mapaches en grecia? aqui` emos tenido un par de dias esplendidos que hacian pensar en primaveras pero ahora nos ha llegado una ola de frio , disfrutad del calorcito. un abrazo

  8. ROSA dice:

    Su!!!!!!!, gracias por mandarme el blog, envidia sana es lo que tengo.Yo tambien quiero ver estos griegos mayores y guapos…en Camp de mar, no tenemos de esta expecie…,Guapisima con el delantal, hasta pronto, un fuerte abrazo. Rosa