En Pylos, Navarino y alrededores (SO del Peloponeso)

Gotas de lluvia

Y llovió y llovió, y a eso de las 3 de la mañana tuvimos que mover la caravana porque el viento Mistral arreciaba con fuerza de vendaval y nos meneaba de l0 lindo. Pero aquí no hay prisas, y las cosas se hacen con calma.

Hemos ido bajando por toda la Costa Oeste del Peloponeso comiendo y bebiendo por una media de 4 euros por cabeza:

Así quedamos, de rodillas!

Y con puro incluido!

La gente es de verdad muy muy amable; por fuera tienen un aspecto algo rudo, pero en cuanto preguntas se vuelcan en ayudarte. La última y más reciente experiencia la acabamos de tener con un pontevedrés que nos ha traído a este café internet en un sitio que se llama Koroni. Nos dijo que le siguiéramos y encima nos ha regalado una bolsa llena de mandarinas. A la vuelta nos pidió que visitáramos su hotel: Hotel Francisco, y así su madre gallega será feliz de intercambiar frases en gallego. Marta: tiñas razón, oh. Falando galego te entienden por todo!

En algunos “restaurantes” (los buenos no suelen tener cartel fuera, así que sólo llegas preguntando), la kyría te lleva a la cocina y te enseña lo que tiene en las ollas para que puedas elegir. La cuenta suele ser económica, el vino muy bueno y la comida estupenda. Ayer me atraqué de ensalada griega y estuve toda la noche repitiendo el pepino, pero muy a gusto, jejé!

Los paisajes son increíbles. Hay mucha despoblación y la mayoría del terreno, plagado de olivos, mandarinos y algunos almendros ya en flor, está virgen; sólo se divisan pequeñas casitas y algún conato de inmobiliaria alemana (éstos también están por todas partes):

Entrada en Pylos

En esta zona que hemos recorrido de Norte a Sur, de Patrás p’abajo, la hierba llega a las mismas playas, y hemos encontrado también antiguas fortalezas venecianas en Methoni:

En plan escolar

Muy orgulloso de sus orígenes italianos

Me voy a dormir la siesta!

Los chicos

En Pylos

Mantenimiento en general

Al frente, isla de Sapientza

llegando a Methoni

Paisaxes

Navarino

La música, como todos sabéis, pertenece a la banda sonora de Dos hombres y un destino; la escena de Paul Newman al descubrir la bicicleta es memorable. Peliculón muy recomendable para rever. También tengo que sugeriros a aquéllos que no la hayáis visto aún Bienvenidos al Norte.

Nieve, llueva o haga sol, tenemos que seguir buscando todo aquello que proporcione alegría y ganas de vivir. Es mi consejo para hoy y en general.

Estamos encantados en el Peloponeso.

 
 
|  Esta entrada se publicó el Martes, 2 de febrero de 2010 a las 17:23 pm horas

3 comentarios a “En Pylos, Navarino y alrededores (SO del Peloponeso)”

  1. paolo dice:

    que rapido ,ya estais en grecia, muy bien , aqui esta mañana esta todo elado pero sale el sol. buena permanencia abrazos

  2. Pilusqui dice:

    Vaya viajecito, qué guay. La primera foto parece, una vez más, un cuadro de mami. Seguid contándonos, que así nos parece que viajamos un poquito con vosotros.
    ¡Muchos besos!

  3. marta dice:

    El lunes, en “Callejeros Viajeros”(Cuatro), el programa fué sobre Atenas. Estuvo geniál…Hablaban sobre lo mismo que transmites tú en tu blog, la libertad, la amabilidad de sus gentes y el buen vivir en general. Yyyy… hablaban mucho de la comida, pero sobre todo de unos licores de colores que toman a menudo y que cuando brindan dicen “Llamas” o algo así. Por favor, sigue escribiendo. Muchos besos a los tres y buen viaje.