De vuelta a Bologna

Os bandoleiros

Aquí estamos, en la bella Bologna celebrando las fiestas navideñas. Al final tuvimos bastante suerte durante el trayecto desde Barcelona, a pesar de que las previsiones eran durillas.

Merlín llegó puntualmente a la nueva terminal T1 del Aeropuerto del Prat; por cierto, que a los que viajéis a partir de ahora a Barcelona os conviene preguntar en qué terminal aterrizaréis, porque lo han agrandado muchísimo. A nosotros esta información nos la dio Joserra la noche que pasó con nosotros en Vilanova i la Geltrú;  lo pasamos estupendo y disfrutamos mucho de ver cómo jugaban los primitos Gandalf y Telmo.

Desde Barcelona, con el runrún del motor, directos a recorrer el Sur de Francia por la costa, para evitar más frío y nieve. Tiramos muchas horas seguidas y dormimos ya en Italia, muy cerca de la frontera. Ahí la cosa comenzó a complicarse al encontrar alguna carretera cerrada y nieve hasta en la autopista. Por suerte llevábamos delante la máquina quitanieves, que corría más que nosotros, y llegamos a Bologna a las 23h del día 22.

Dejamos nuestra “casita” aparcada con gran pena por mi parte, y aunque ahora contamos con mucho más espacio y comodidades como la calefacción, etc, no puedo evitar sentir gran nostalgia de este estupendo viaje del que tanto hemos disfrutado. Espero ansiosa la ocasión de regresar, que será pronto, para emprender otra nueva aventura rumbo a Grecia.

Bienvenido, Merlín

Merlín en el chilín chilaut

Viva la pasta!

La nieve en la playa

Curiosidad

Precauzione

Luces nocturnas

En el país del Cinquecento

 
 
|  Esta entrada se publicó el Sábado, 26 de diciembre de 2009 a las 12:19 pm horas

2 comentarios a “De vuelta a Bologna”

  1. Pilusqui dice:

    La foto de Luces nocturnas me recuerda a algún cuadro de alguien…
    Muchos besos para todos y pasadlo muy bien.

  2. marta dice:

    Preciosas las del viaje pero ahora esperamos las de Bologna.
    Auguri e bon natale per tutti.
    Besitos.